¿Es tu primer RAID?

No hace falta ser un superhombre o supermujer, ni estar muy loco, ni entrenar 10 sesiones a la semana para terminar un raid. Algo de preparación, conocimientos básicos de orientación, unos buenos compañeros de equipo y ganas de disfrutar de una aventura son los ingredientes que os ayudarán a enfrentaros sin problemas a vuestro primer raid de aventura.

Tanto las distancias como desniveles que veréis en la información técnica de la prueba, son para aquellos equipos que realicen todos los puntos de control, secciones y pruebas especiales. En los RAID de nuestra liga la gran mayoría de puntos son optativos, siendo posible saltarse algunos y recortar alguna sección para poder seguir compitiendo y disfrutando de la aventura sin necesidad de llegar a vuestros límites.

Aquí tenéis algunos consejos que os ayudarán a superar vuestros nervios y miedos antes y durante la carrera:

Haced vuestra carrera: Un raid es largo y requiere tanto esfuerzo físico como mental. No intentéis seguir un ritmo demasiado alto al principio de carrera ni sigáis ciegamente a otros equipos.

Orientaos: saber dónde estáis en todo momento es lo más importante durante la carrera. No sirve de nada correr mucho o ir a una velocidad de vértigo en bicicleta si no se sabe hacía dónde.

Sed resolutivos: Es posible que aparezcan dificultades durante la carrera: pinchar una rueda, estar cansado, sentirse perdido en un momento determinado, etc. Cuando eso pasa es importante apoyarse más que nunca los unos a los otros y emplear toda la energía en intentar resolver el problema para seguir adelante más que en preguntarse qué ha salido mal. Después de la carrera tendréis tiempo de analizar todo lo ocurrido.

Siempre con energía: A medida que avanza la competición aumenta también el desgaste físico. Por eso es necesario llevar siempre encima alimentos energéticos y bebida para comer asiduamente (al menos cada 2 horas) e hidratarse constantemente.

DESPUÉS DEL RAID

Estira: Una de las cosas más importantes después de un raid y que la mayoría de la gente olvida es estirar. Un estiramiento de al menos 15 minutos te ayudará a prevenir dolores musculares. En los dos o tres días siguientes al raid no hagas ejercicio de gran intensidad. Trota suave y sigue estirando para recuperarte del esfuerzo de la carrera.

Hidrátate bien: Bebe abundantemente para recuperar las sales y minerales perdidos.

Otras claves

  • El recorrido de cada carrera se mantiene en secreto hasta que empieza la carrera. Antes de salir la organización hace entrega a los participantes del siguiente material:

                 - Libro de ruta: que contiene la información de la carrera y de los puntos de control.

            - Mapas: donde están indicados los controles de paso (o balizas). A partir de ese momento el equipo tiene que elegir el itinerario más adecuado.

  • Hay que pensar antes de correr. Es fundamental estudiar bien el itinerario. Un error en orientación puede costar la pérdida de puntos o tiempo en la clasificación final.
  • Todo el equipo debe saber los kilómetros a recorrer, el desnivel y el número de controles de paso.
  • Si dudáis del camino a seguir o creéis que estáis perdidos, no continuéis. Lo mejor es retroceder hasta el último punto conocido y empezar de nuevo antes de arriesgarse a perderse del todo. Es mejor no precipitarse.
  • Es fundamental cuidar los mapas y el libro de ruta. Sin ellos no llegaremos a meta. Se aconseja llevarlos en portamapas estancos para evitar el deterioro por suciedad o agua.
  • El calzado es muy importante (nunca uses calzado nuevo) y debe ser adecuado al terreno.
  • Haced un chequeo completo de la bici antes del raid.
  • No olvidéis nunca un buen kit de recambios, herramientas y cámaras.
  • Usad un portamapas específico de bicicleta, ya que facilita la lectura del mapa encima de la bicicleta.
Comments